Prepara tu empresa ahora para Black Friday
Prepara tu empresa ahora para Black Friday

5 Recomendaciones para proteger tus cursos online

21/05/20

header-blog-e-learning

¿Tienes miedo de que alguien copie tu contenido?

Si eres profesor, diseñador gráfico, programador o te dedicas a la creación de contenidos es probable que alguna vez lo hayas tenido.  

La creación de cursos online es normalmente un negocio rentable, pero proteger tu trabajo puede ser todo un reto. Es primordial que entiendas cómo proteger tu propiedad intelectual ya que es el activo más importante que tienes, y el más fácil de robar al mismo tiempo.

Crear cursos online únicos y originales puede suponer mucho tiempo y esfuerzo. La idea de que alguien pueda robar tu contenido, presentarlo como suyo y sacar provecho de ello puede ser muy frustrante. Lamentablemente nunca ha sido tan fácil piratear como ahora. 

Resumen: 

  • El impacto de la piratería en los cursos online
  • 5 recomendaciones para proteger tus cursos online

 

Cómo proteger tus contenidos online: 

Cuando llega la hora de proteger tus cursos online no existe una única forma de hacerlo. Una vez subes tu contenido a la red éste se convierte en un blanco perfecto para la piratería.  En muchos casos puede ser tan sencillo como copiar y pegar el archivo, copiar el material con una grabación de pantalla o ‘screen recording’ o descargar un PDF. 

Sin una estrategia de protección para mantener a salvo tu contenido, éste puede ser revendido, reconvertido o reutilizado sin tu permiso. Por lo tanto, si creas un curso online -ya seas un especialista en Marketing que realice cursos de SEO o un profesor de idiomas- debes considerar diferentes formas de proteger legalmente tus cursos, y sobre todo, tu negocio. 

Entonces ¿cómo podemos proteger nuestra propiedad intelectual cuándo nuestra cultura digital está basada en compartir contenidos? 

Hemos hablado con nuestro experto en Platforms & Policy Operations, Bruno Klumpp Abegao, y nos ha propuesto 5 recomendaciones para proteger nuestros programas y cursos online:

 

1. Registra tu copyright: 

Lo primero y más importante es registrar tu copyright, el derecho legal que tienen todos los creadores sobre su copia original y que les permite monetizar su trabajo. Si un “pirata” digital ve que tus contenidos tienen derechos de copyright, se lo pensará dos veces a la hora de copiar o robar tu creación por miedo a incumplir la ley. 

Para creadores de cursos online, el trabajo protegido por derechos de copyright suele ser imágenes, gráficos, textos, videos o PDFs. Comparado con marcas o patentes, registrar el Copyright es una gestión rápida y fácil de hacer que te ayudará a ejercer acciones legales sobre aquellos que intenten robar tus originales. Este trámite reconoce legalmente la propiedad de tu trabajo y asegura que no tengas problemas para demostrar que la creación es tuya. 

 

2. Planifica cómo distribuir tu contenido: 

Es crucial decidir cómo quieres distribuir tu curso. ¿Planeas construir una página web o vas a compartir el video en Youtube?¿Estás considerando utilizar una plataforma de educación online específica como Udemy o Domestika? Esto tendrá un impacto directo en cuán fácil o difícil será piratear tu material.

Plataformas específicas de educación online tienen implementados mecanismos y tecnologías para proteger tu contenido. Otra ventaja que tienen estos portales es su seguridad y experiencia de usuario de calidad. Cuando usamos un motor de búsqueda para encontrar un curso online es más fácil encontrar resultados de cursos que estén incluidos dentro de plataformas o apps. És decir, que al utilizar una plataforma para nuestra distribución ganamos posicionamiento y accesibilidad, a parte de seguridad. 

 

3. Usa herramientas de gestión de derechos digitales.

Algunas empresas han desarrollado soluciones de gestión de derechos digitales o Digital Rights Management (DRM), que pueden ayudarte a proteger tu propiedad intelectual. Los softwares de DRM son una herramienta eficaz para gestionar y tener visibilidad de quién tiene acceso a tu material y por cuánto tiempo. Esto resulta especialmente útil para los propietarios de cursos online, ya que incluye encriptación o cifrados, contraseñas y cortafuegos para que ese contenido solo sea accesible para usuarios específicos.  

 

4. El branding es tu mejor amigo cuando tienes que reportar contenido pirateado.

No hay mejor forma de proteger tu trabajo que usando tu nombre, logo o el enlace de tu web como marca de agua. Es una forma fácil de reclamar tu contenido, ya que desde el principio señalas cuál es su origen o propiedad. Esto implica que otros deben solicitar tu consentimiento antes de usarlo o compartirlo. Encontrarás que aquellas personas que se dedican a quebrantar los derechos de autor, sigan probablemente compartiendo tus materiales aunque estén marcados. Si eso sucede, no te preocupes porque queda claro quién es el propietario de ese contenido -lo cual te ayudará a reportarlo- y puedes continuar recibiendo tráfico o visitas proveniente de esa piratería. 

 

5. Elimina la piratería desde la fuente

Además de las medidas proactivas que hemos mencionado anteriormente, no podemos olvidarnos de monitorear los lugares dónde se podría usar tu contenido y cómo. Esta puede ser una tarea muy manual y lenta, y al mismo tiempo no muy eficiente.

Con la velocidad a la que se mueven las cosas en Internet, es imposible mantener este trabajo manual a diario ya que se trata de rastrear miles de sitios web diferentes. Es por eso que la tecnología de Antipiratería o Anti Piracy es clave para aumentar la vida útil de tu contenido y proteger tus creaciones online en marketplaces, redes sociales, sitios webs fraudulentos o cyberlockers, las 24 horas, los 7 días de la semana. 

 

Conclusiones: 

Ya estés preparando una masterclass online, un curso, un workshop o material académico, necesitas tomar medidas concretas para proteger tu propiedad intelectual. Es prácticamente imposible reducir la piratería a cero debido a su rápida evolución, pero sí es posible bloquearla o reducir mucho su impacto.

Aunque hay muchas formas en que tu contenido puede ser pirateado, eso no tiene que desanimarte. El mercado está en constante evolución y está creando muchas oportunidades de negocio. Si el miedo a ser pirateado paralizase a cada creador de contenido, no veríamos esta constante producción de nuevos cursos online, es un ecosistema que está en ebullición y que solo acaba de empezar.

Consigue tu demo ahora

Descubre en 15 minutos cómo podemos proteger tus cursos online de las infracciones de copyright online